Inicio - Tu Inmobiliaria - Audioteca - Laboratorio - Nosotros - Contacto - Videos - Testimonios - Leer más - Libro   

 

¿TRATO DIRECTO, O DIRECTO AL TRATO?

 

A veces nos distinguimos los Mexicanos por rascarnos la oreja izquierda, con la mano derecha...

No se si usted querido lector, le haya pasado en algunas ocasiones ante un problema del cual usted ya sabe que camino tomar para resolverlo, toma otro diferente.

¿Por qué?

Quizás porque somos muy audaces, y preferimos los retos a las soluciones YA CONOCIDAS.

Sin embargo mucho me temo que preferir enfrentarnos a lo desconocido, en lugar de tomar el camino donde se encuentra una solución que ya ha probado su eficiencia, simplemente nos cuesta tiempo y dinero.

Me refiero en concreto, al tema tan trillado de preferir el trato directo en lugar de contratar a un corredor de profesión.

Dicho en otras palabras, muchos propietarios una y otra vez prefieren colocar su cartón en la barda o en la ventana de su casa, y lanzarse solos y sin armas a la despiadada competencia y el sinuoso camino de intentar la VENTA Y RENTA de un inmueble.

"Prefiero sólo que mal acompañado..." algunos piensan... por amargas experiencias obtenidas en el pasado.

Es absolutamente cierto que muchísimos propietarios de inmuebles y también compradores han sido víctimas de incontables abusos, fraudes, y en el menor de los casos un mal servicio.

Le doy la razón al 100% a este cliente con una necesidad en materia inmobiliaria.

Yo reaccionaría igual por acto reflejo...

Pero... ¿por qué si alguna vez nos asaltaron en la calle, seguimos saliendo a la calle?

¿Por qué si alguna vez nos quedó mal la línea de aviación, seguimos tomado aviones en lugar de irnos en tren o en coche?

¿Por qué si alguna vez nos quedó mal la agencia automotriz, seguimos comprando coches en lugar de caballos?

¿Por qué si alguna vez nos enfermamos de una hamburguesa, seguimos yendo a la misma hamburguesería?

Lo curioso es que cuando un corredor le queda mal a un propietario, o comprador, éstos reaccionan tan drásticamente que ya no quieren saber nada sobre la profesión inmobiliaria.

Error craso.

Tan equivocado es esto, que si alguna vez nos quedó mal un doctor, o un abogado, dejemos para siempre de operarnos o llevemos nosotros mismos nuestro juicio ante la corte.

¿Verdad que nunca pasaría esto por nuestra mente ?

Lo mismo debe de ser cuando hayamos tenido una amarga experiencia con un pseudo-corredor que le haya hecho pasar un trago amargo a su cliente.

Lo que el público consumidor de servicios inmobiliarios debe de hacer NO ES CERRARLE LAS PUERTAS A LOS CORREDORES INMOBILIARIOS DE PROFESIÓN.

DEBE DE SABER SELECCIONARLOS, y conocer a primera vista quien improvisa, y quien PROFESA su oficio.

Una receta sencilla para hacer ésta selección, es EXIGIR el currículum personal del INDIVIDUO, y no de la empresa, y analizar que ha hecho, cuanto ha vendido, cuantos años tiene en la profesión, y porqué no... que empresa lo respalda.

Su presencia, su modo de hablar, mesurado pero seguro...su conocimiento sobre el mercado local y regional, sus conocimientos sobre leyes, impuestos, finanzas, mercadotecnia, ventas, técnicas de negociación etc. etc. serán sólo algunos de los temas sobre los cuales usted deberá de preguntar y observar con cuidado cada respuesta.

La relación que tenga con sus colegas, y sobre todo la disposición real de compartir operaciones, harán que usted pueda seleccionarlo sobre varios.

Recuerde también que media docena de corredores trabajando para usted sin exclusiva, es como tener a 6 carpinteros que nunca harán el trabajo que usted les encomendó, pues ni han recibido dinero de anticipo, y ni tienen la seguridad de que si hacen el closet usted les va a pagar.

EL ANTICIPO que un CORREDOR DE PROFESIÓN debe de pedirle, y es justo que usted se lo dé, es LA EXCLUSIVA.

Seleccione al que haga el trabajo más profesional, y asegúrese que hará un auténtico trabajo de corretaje para que en lugar de que usted tenga a 6 corredores, mejor él tenga a 100 o 200 corredores que deseen compartir comisión con él.

Como verá... EL TRATO DIRECTO, NO ES LO MÁS DIRECTO AL TRATO.

Claudio Márquez Passy

 

Derechos de autor, Marcas registradas y dominios de internet, protegidos por las leyes en la materia. Queda prohibido su uso, reproducción parcial o total, y cualquier violación, será sujeta al proceso penal correspondiente.