Inicio - Tu Inmobiliaria - Audioteca - Laboratorio - Nosotros - Contacto - Videos - Testimonios - Leer más - Libro   


LO BARATO SALE CARO Y TRAE ALGO GRATIS.

04 de Enero de 2016

¡¡Pásele, pásele... en la compra de uno llévese otro gratis!!

¡¡Aproveche... último día, compre dos y llévese el tercero gratis!!

¡¡Deje hoy su apartado y se lleva la cocina, lavadora y secadora gratis!!

Querido lector... no sé que piense usted de las tres frases anteriores, pero creo que posiblemente hasta pudo escuchar el "tonito" del merolico (R.A.E. adj. Charlatán: que habla mucho y sin sustancia) y además puedo asegurarle que si usted es un conocedor de lo que va a comprar, no habrá creído ni jota de lo que escuchó anteriormente...

Nunca me había puesto a meditar la acepción de la palabra GRATIS y que significa: "de manera gratuita y sin coste", y que al mismo tiempo gratuito significa curiosamente: De balde o de gracia.

Sin embargo la palabra balde es quizás la que nos da la clave inicial de este discernimiento, pues significa: en vano, sin motivo, sin causa.

Ergo, la palabra gratis significa algo vano, sin motivo y sin causa en sustancia, pero no en intención, pues en mi opinión además que nadie dedicado al comercio en su sano juicio regala algo, en el fondo esta idea no es más que un anzuelo para la gente que desea comprar o adquirir algo de lo cual no está muy versado en la materia, y entonces le parece que podrá tener la suerte de que un benefactor se fije en él, para poner en sus manos una mercancía o servicio sin costo alguno.

Entonces he aquí la falacia (engaño, fraude o mentira)... pues el concepto de gratuidad hará que gente inocente, bien intencionada, de buena fe, que desea comprar esa mercancía o servicio, quede engañada de que el comerciante le regalará algo.

Así pues cuando yo me encuentro la etiqueta o la expresión "gratis", sé que desean engañarme y para mí ese comerciante ya es un farsante, pues estoy seguro que si le exijo que me entregue incondicionalmente la cocina, la lavadora y la secadora, me dirá con toda seguridad que con mucho gusto siempre y cuando le compre la casa!!!

Por lo anterior, simplemente afirmo que la gratuidad en el comercio como tal no existe. En dado caso existirá "la inclusión de algo" que es diferente y totalmente honesto, pues entonces ya depende eventualmente de una negociación, es decir que efectivamente el comerciante me podrá decir que me dejará instalada la cocina, la lavadora y la secadora en la casa que yo escoja, y que dicho ofrecimiento tendrá una vigencia en tiempo y precio final de la operación.

Así pues, nunca he creído, y ahora menos cuando veo que alguien anuncia: "Cursos gratis de..." "Conferencia gratis de..." "Primera consulta gratis..." pues sé que me querrán "enganchar" en algo que no me está revelando aún, y que me harán ir a un salón de un hotel para escuchar "un plan", o un "rollo" para de ahí pasar a la salida a dar el tarjetaso, para el curso o reclutamiento de una venta en multinivel que ni imaginaba lejanamente de que se trataba, o "pa´cabarla de amolar" cursos de "Hágase rico en cinco minutos", o "Aprenda a comprar sin dinero"...

¡¡¡Me queda claro que hay más merolicos en Internet que en la calle...!!!

Dicho lo anterior, invito al comerciante o profesional que ofrece mercancía o servicios que elimine la palabra gratis de su vocabulario y glosario, pues al menos a mi no me podrán "enganchar" más que usando la palabra "incluido" y describiéndome con absoluta precisión a que me están invitando y con que propósito exacto, para evitar que les ocupe inútilmente una silla, y que me hagan perder inútilmente mi tiempo.

Si me va a regalar, plumas, agendas, calendarios, cantimploras, pues muchas gracias y cuando esto ha sucedido en expos o convenciones nadie dice pásele por sus plumas, agendas, calendarios, y cantimploras y ¡aproveche que son gratis!, simplemente me las han puesto en mis manos sin mayor trámite, pues esto no es más que un gasto de publicidad perfectamente calculado.

Si usted desea adquirir un producto o servicio, y no le cuadra el precio, pasarán dos cosas... O no es lo suficientemente bueno y mejor guarda su dinero para otra ocasión, y la segunda es que se dé a la tarea de ampliar su cuadro comparativo para elegir el que le ofrezca la mejor relación costo-beneficio.

La palabra GRATIS tiene efectos psicológicos comprobados en el comprador, que le nublarán su juicio para elegir el producto o servicio adecuado, y el vendedor casi siempre la usa cuando está ofreciendo algo que no es lo suficientemente bueno.

Y haciendo algunos anuncios que de seguro no me pagará el fabricante, le invito a reflexionar lo siguiente ¿Cuándo ha visto que Mercedes Benz anuncie... En la compra de su modelo SL le damos GRATIS los tapetes..? ¿O si compra un perfume Chanel le digan solo por hoy llévese GRATIS un segundo frasquito?

Claro... la posible respuesta que tendría, es que usted no vende algo de tanta calidad y por ello debe recurrir a la "oferta de la semana", pero yo le invito a que analice lo que vende y vea si lo puede escalar al nivel de Mercedes o de Channel en su género, pues también está comprobado que lo de más alto precio, y conste no dije caro, a la larga es lo que resulta más barato pues es para toda la vida. Y continuando con los anuncios, yo sigo usando un suéter del "cocodrilo" que compré hace más de 25 años y se ve casi nuevo... y vaya que lo uso mucho!!!

Mejor utilice el concepto de "compare", "incluido" o "garantizado" que le dará un mejor posicionamiento y nivel de su producto o servicio.

En conclusión querido lector, le sugiero que a partir de hoy esté muy alerta, pues lo BARATO acompañado con algo GRATIS, le harán pagar muy CARO algo que NO VALE, en lugar de comprar algo muy bueno en un posible ALTO PRECIO, que a la larga será su mejor adquisición, y entonces paradójicamente habrá comprado muy BARATO.


Claudio Márquez Passy

Derechos de autor, Marcas registradas y dominios de internet, protegidos por las leyes en la materia. Queda prohibido su uso, reproducción parcial o total, y cualquier violación, será sujeta al proceso penal correspondiente.