Inicio - Tu Inmobiliaria - Audioteca - Laboratorio - Nosotros - Contacto - Videos - Testimonios - Leer más - Libro   

 

¿ES ILEGAL VENDER INMUEBLES DE TERCEROS?

Sin licencia, en casi todos los países de Europa, en Canadá, Estados Unidos y algunos países de Sudamérica, SI. Y cabe aclarar que vender, sólo el dueño, pues nuestra actividad es solamente promover inmuebles.

En México, los estados de Sonora, Coahuila, Tabasco, y Baja California, hoy cuentan ya, con una ley inmobiliaria que regula su actividad.

¿Es bueno o es malo?

Como cualquier ley, en esencia siempre será buena, sin embargo hoy tengo en mis manos, los textos de dos de ellas, y trataré de transmitir mi punto de vista, pues definitivamente hay aspectos que considero muy acertados, pero hay otros que encierran un posible espíritu inhibitorio para el desarrollo de la actividad.

En el caso de Sonora, es desde el 23 de Mayo del 2002 que existe esta ley donde cualquier persona física o moral tiene por obligación, si desea ejercer la actividad legalmente, inscribirse en primer término dentro el registro estatal de agentes inmobiliarios, cumpliendo con varios requisitos entre ellos, comprobar su capacidad profesional, y/o certificación en corretaje o intermediación inmobiliaria, acreditar la ubicación de su domicilio, etc. etc.

Ya habiendo obtenido su registro, las personas físicas podrán obtener de forma simultánea su licencia, que les permitirá desempeñarse como Agentes inmobiliarios con licencia estatal.

Esta ley, la del Estado de Sonora, entra de lleno, en su artículo noveno, a detallar todo el procedimiento de las visitas de inspección, donde faculta a la autoridad, en este caso la Secretaría de Economía estatal, a realizar dichas inspecciones, con todo un proceso muy severo, donde si el infractor se ostenta como agente inmobiliario sin serlo, se le aplica una muta de mil veces el salario mínimo, y si acaso dicho infractor es un agente con licencia, ésta le podrá ser revocada.

Me parece bien que haya severidad en la aplicación de una ley, pues de otro modo sería un esfuerzo vano el intentar regular una actividad que ha sido históricamente presa de fraudes millonarios en contra de los patrimonios de gente de buena fe, que puso su inmueble en manos negligentes o quizás hasta criminales.

Sin embargo estudiando cuidadosamente dicha ley, no contempla a diferencia de la del estado de Coahuila, la figura del asesor que está bajo las órdenes y supervisión del agente con licencia, y que a la letra dice en su artículo séptimo:

Los agentes inmobiliarios podrán auxiliarse en sus funciones con los colaboradores que estimen necesarios, éstos serán personas físicas y para el mejor desempeño de sus funciones deberán estar certificados en su capacitación por la Asociación o por quién ésta designe.

Dichos colaboradores no tienen la calidad de agentes inmobiliarios mientras no obren en el Registro y será responsable de sus funciones inmobiliarias el agente inmobiliario registrado con el que colaboren.

Este detalle simple pero de gran trascendencia hace que en Coahuila a diferencia que en Sonora, exista la figura del principiante que con una certificación pueda sin licencia actuar bajo la responsabilidad y supervisión de un Agente con licencia estatal. Esta medida es definitivamente incluyente.

Creo que la ley del estado de Sonora, deberá ser revisada y ampliada, para evitar que ésta sea usada en forma particular para eliminar competencia incómoda, e inhibir la actividad, y más aún que pueda caer en la tentación de convertirla en un pequeño monopolio que evite la entrada de agentes de buena fe, que desean dedicarse profesionalmente y competir en una actividad que por su naturaleza, si no la cuidamos, tendemos a desaparecer para darle la entrada al principal adversario natural que es el Trato Directo.

Hay que recordar que entre más agentes inmobiliarios existan en una ciudad, más oportunidad de cerrar negocio hay para todos pues los inmuebles entran verdaderamente al mundo del corretaje, desplazando al fantasma del Trato Directo que de por sí está destinado a esfumarse y desaparecer frente a los Profesionales Inmobiliarios.

Yo aplaudo a mis queridos colegas de Sonora a quienes sinceramente los admiro por haber sido los primeros en todo el país en publicar una ley inmobiliaria y haber puesto el ejemplo de que cuando hay coordinación las cosas suceden, pero los invito a revisar su legislación y a modificarla para perfeccionarla y hacer una ley generadora de muchos profesionales que compartan negocios, y que no olviden que somos la envidia del resto de las profesiones, pues somos la única donde nuestro competidor es en realidad nuestro cliente.

La ley en Coahuila contiene aspectos muy interesantes que definitivamente denotan un estudio minucioso y un espíritu de perfeccionamiento de la pionera labor que hizo Sonora, pues por ejemplo señala que la autoridad en su caso también la Secretaria de Fomento Económico tiene como órgano auxiliar que es quien autoriza las licencias, a La Comisión para el Registro de Agentes Inmobiliarios, compuesta por:

I. Un Presidente, quien será el titular de la Secretaría;

II. Un Secretario, quien será el Director General del Instituto;

III. Un Vocal representante del Registro Público, nombrado por el Ejecutivo del Estado;

IV. Un Vocal representante de los Presidentes Municipales por cada una de las regiones a que se refiere el Artículo 15, fracciones I a la VI de la Ley de Seguridad Pública del Estado de Coahuila de Zaragoza;

V. Un Vocal representante de los notarios públicos nombrado por el Ejecutivo del Estado, de una tema que proponga el Colegio de Notarios;

VI. Un Vocal representante de la Asociación Mexicana de: Profesionales Inmobiliarios del Estado de Coahuila de Zaragoza A.C., quién será el Presidente en turno de dicha Asociación, y

VII. Un Vocal representante de la Secretaría de Finanzas del Gobierno del Estado.

Esta comisión es definitivamente un órgano más plural, y la autorización o revocación de una licencia, pasa por más ojos y requiere una revisión más exhaustiva para darla o quitarla.

De lo anterior considero que Coahuila está previendo con esta ley, abrir la entrada a muchísimos profesionales inmobiliarios que estarán ansiosos de tener su registro estatal, y usarlo como el máximo argumento de venta frente a cualquier cliente que tenga en mente, vender o rentar su inmueble.

En Sonora es parte del reglamento de la ley, el incluir el número de registro estatal de Agente Inmobiliario, en sus rótulos, papelería, folletos etc. lo cual me parece sensacional, sin olvidar que debe ser una oportunidad pareja para cualquier inmobiliario que antes que lo persigan en inspecciones para buscar sacarlo de la jugada y tenga que defenderse en el tribunal de lo contencioso administrativo para inconformarse de la acción de la secretaría de Economía, mejor tenga la oportunidad de tener un tiempo razonable para pertenecer al "club de los profesionales”.

Coahuila y Sonora, son el ejemplo a seguir para el resto del país, pues el hecho de ordenar, regular, legislar, y sobre todo trabajar en pro del consumidor, para defender sus intereses, debe ser una prioridad para todos los estados que todavía no cuenten con un registro y una licencia inmobiliaria.

Si bien ya existe una carrera registrada en la S.E.P. misma que ya hemos comentado en artículos anteriores, ésta será defendida y complementada hasta el momento que haya una ley estatal y más aún federal, que de manera cuidadosa, sin ánimos monopolizadores, y sobre todo con un espíritu incluyente, atraiga por convencimiento a todos los que venden (promueven) inmuebles de terceros, para obtener no un permiso de una autoridad, sino más bien recibir casi gratis, algo más valioso que una marca de una franquicia, o un buen logotipo, o muchos diplomas en una pared, que es un Licencia estatal que lo acredita frente al público, a sus colegas y a la autoridad, como una persona capaz, proba, y experimentada, que puede vender o rentar (promover) con eficiencia y eficacia un inmueble propiedad de un tercero.

Un buen amigo y colega de Saltillo, Jorge Burciaga, con quien comentaba las bondades de su ley recién promulgada me decía que más de un inmobiliario en su estado, ya se estaba preparando para ampararse contra esta ley, lo cual en me parece que es contrario al espíritu de la profesión, pues en la industria del corretaje queremos, los que tenemos algunos años en esto, tratar y cerrar negocios con colegas visibles, existentes, tangibles y confiables, y no con aquel que algo esconde e intenta mantenerse al margen de la ley.

Vender hoy un inmueble de terceros, en muchos estados de la república sigue siendo legal, pero en Sonora, Coahuila, Tabasco, y Baja California vender (promover) sin licencia, ya es ilegal.

Claudio Márquez Passy

 

Derechos de autor, Marcas registradas y dominios de internet, protegidos por las leyes en la materia. Queda prohibido su uso, reproducción parcial o total, y cualquier violación, será sujeta al proceso penal correspondiente.