Inicio - Tu Inmobiliaria - Audioteca - Laboratorio - Nosotros - Contacto - Videos - Testimonios - Leer más - Libro   

 

EL PELUQUERO INMOBILIARIO

Ciertamente a usted le "toman el pelo" en la barbería o peluquería de su preferencia, sin embargo en materia inmobiliaria parece que se ha convertido en todo un arte, dominado por los más simpáticos, carismáticos, pero mas peligrosos sujetos que usted haya podido imaginar que existen.

¿Le ha tocado ver una maqueta en una banqueta, junto a una sombrilla, y ser atendido por un individuo, o una señora, que dudosamente terminaron la secundaria?

¿Le ha sucedido que esta escena se desarrolla frente a una casa vieja, o un ex-taller mecánico ya clausurado?

¿Le han intentado lavar "el coco" con una serie de argumentos, y pidiéndole simultáneamente un "cómodo apartado" de unos cuantos miles de pesos?

Bueno... si acaso usted todavía no ha sido una víctima de estos vivales, verdaderamente ha tenido suerte, pues muchísimas personas han perdido sumas muy importantes de dinero, y en mejor de los casos, no les han entregado el departamento o casa en el tiempo prometido, teniendo que incurrir en gastos extras, consecuencia del incumplimiento de estos "constructores".

Basta recordar el caso de un edificio muy importante y muy alto en Av. de las Palmas en el D.F., en la que los defraudados compradores, se tuvieron que dar a la tarea de terminar la obra para salvar su patrimonio.

O el repetido caso que sucedió en la Delegación Benito Juárez, hace pocos años, en la que el constructor se "peló" con los anticipos de mas de 25 "desarrollos"... ¿Será que "pelarse" con el dinero, significa tomarle el pelo al comprador?... de todos modos este sujeto afortunadamente ya se encuentra en el reclusorio.

Comprar " en maqueta " no tiene nada de malo, pero si alto riesgo, pues si usted no se informa como está estructurado el flujo de dinero del "desarrollador", o pregunta antecedentes de éste, entonces si que estará entrando a una aventura, que quizás nunca hubiera deseado comenzar.

Si bien es cierto que la mayoría de los desarrolladores son empresas constituidas y serias, nada impide que algunas otras quieran usar "DDO" (Dinero De Otros) y tratar que "Del mismo cuero salgan las correas"...

Lo anterior significa que un desarrollador serio, planea correctamente su flujo de caja, y utiliza capital aportado por socios, algún crédito puente, y recursos propios, que garantizan LA TOTAL TERMINACIÓN DEL DESARROLLO, muy independientemente de las ventas que se puedan haber cerrado en plan de "PREVENTA".

A este constructor fraudulento, lo puede identificar fácilmente de la siguiente manera:

"Amarra" la casa que va a demoler, "envolviendo" a la viejita dueña de dicho inmueble (Presa fácil), con un contrato privado leonino, en donde no marca fecha de escrituración, y le da en el mejor de los casos un anticipo de 5% o máximo 10%...

Le pide la posesión inmediata, para de ese modo poner su "campamento" en la banqueta, con una maqueta, una sombrilla, y un letrero que dice "PRÓXIMAMENTE AQUÍ 20 LUJOSOS DEPARTAMENTOS, APARTE EL SUYO CON UN CÓMODO ENGANCHE Y "N" MENSUALIDADES SIN INTERESES".

Este sujeto no tiene ni licencia de construcción, ni uso de suelo autorizado, ni nada que pueda dar un mínimo de seguridad jurídica, pero eso sí... el constructor pone a algunas señoras guapas para que "levanten algunos anticipos", y ya después "lo caido, caido" y a ver como lo recupera el comprador de buena fe.

Y como no le dieron el uso de suelo que quería el constructor, será entonces el argumento legal para llevar a litigio el contrato privado firmado con la viejita, y de ese modo "trabarse" en un pleito que le dará suficiente tiempo al fraudulento constructor, para seguir con su "preventa".

Al comprador le dirán que la viejita demandó al constructor y que eso no está en sus manos, y por lo tanto tendrán que esperar a que "se resuelva".

¿Quién es el beneficiado y quienes los perjudicados?... salta a la vista, y es por ello que si Usted quiere tomar las ventajas naturales de una preventa, deberá antes de tomar una decisión de este tipo, indagar a fondo con quien "se mete", porque después ya no hay salida.

La receta es muy sencilla, y usted tiene todo el derecho de preguntarle al desarrollador que le muestre como ha armado este desarrollo, pidiéndole que le compruebe que él tiene suficiente capital asegurado para terminar la obra, y ver que el terreno en el cual construirá está pagado y en el peor de los casos aportado legalmente a la sociedad que edificará el desarrollo.

El capital para terminar la obra debe de componerse de dinero aportado por socios capitalistas, algún crédito de banco o sofol, y quizás recursos propios.

Si usted observa que el "desarrollador" no tiene armado correctamente su plan de obra, con el flujo de caja que garantice terminarlo, entonces lo mas seguro es que este amigo esté pensando usar "DDO", es decir dinero de futuros compradores que no hay garantía que compren, y menos de que terminen de pagar si acaso se desata el problema narrado anteriormente.

Recuerde que el único lugar aceptable donde usted pagará para que le tomen el pelo, es en la peluquería, pero no con un "Peluquero Inmobiliario".

Claudio Márquez Passy

 

Derechos de autor, Marcas registradas y dominios de internet, protegidos por las leyes en la materia. Queda prohibido su uso, reproducción parcial o total, y cualquier violación, será sujeta al proceso penal correspondiente.