Inicio - Tu Inmobiliaria - Audioteca - Laboratorio - Nosotros - Contacto - Videos - Testimonios - Leer más - Libro   

 


EL CERRAJERO INMOBILIARIO 

08 de Marzo de 2016

 

 

Quizás Querid@ Lector@, podría imaginarse que este artículo trata de un cerrajero que da servicio express a colegas que habiendo llegado a la cita se dieron cuenta que olvidaron las llaves para poder mostrarla, y este amigo de la imagen les salvará "el pellejo" llegando en 5 minutos a abrirles la casa.

No... no es así... más bien les habré de relatar que una o dos veces en mi vida he olvidado mis llaves teniendo que acudir a un profesional de este tipo, y me ha dolido pagarle la cantidad que piden por llegar con un juego de ganzúas y en menos de tres minutos abrir una chapa de alta seguridad, de esas que tienen llaves que casi ningún cerrajero puede duplicar fácilmente, y en un santiamén me la deja abierta para que pase a mi casa.

La lección que aprendí de esta experiencia es muy sencilla y es que estos profesionales de las llaves, saben como y de que forma colocar las ganzúas para en un tiempo record permitirme pasar a mi casa...

Me cobran por lo que saben y no tanto por lo que hacen, y más me vale que no calcule el precio equivalente por minuto, pues estos amigos debieran ser millonarios, aunque no siempre as así...

La ciencia del corretaje inmobiliario está en nuestro país absurdamente socorrida y con una sobrepoblación que puedo asegurar que hay más "vende casas" (en un momento aclararé este término) por kilómetro cuadrado, que cerrajeros, plomeros, carpinteros, electricistas y parchadores de llantas juntos todos...

Y digo "vende casas" porque cualquiera que queda desempleado ya fue con su compadre, tío, primos y vecinos a decirles que él "vende casas" y todos al apiadarse de que está sin chamba, sin pensarlo le dan su casa a vender...

Este recién "vende casas" pone su rótulo, con su celular y ¡¡¡bingo!!! Un nuevo coyote ya está en el mercado sobresaturando el ambiente y distorsionando lo que esta profesión significa.

El verdadero profesional del Bien Raíz es aquel que se inició bajo el auspicio de una empresa perfectamente establecida y ahí se capacitó, tomó experiencia, y se forjó como una verdadera llave que sabe más que abrir casas, cerrar operaciones exitosamente.

Vender una casa no es tema de decir "pásele, véala y si le gusta vamos al notario"... vender una casa es un asunto que tal y como lo hace ese cerrajero profesional, conoce de todo tipo de cerraduras, como están fabricadas en su interior, como funcionan, cuántos pivotes tienen, y con que ganzúas y en que posición y con que movimiento se podrá abrir...

El que sabe, sabe... pero es resultado de tiempo, mucho aprendizaje, y sobre todo mucha práctica y perfeccionamiento en cada intento de abrir cada cerradura.

Si a usted se le olvidaron las llaves dentro de su casa y le llama a su cuate que dice saber como abrir cerraduras, lleva 3 riesgos: La primera es que por no saber el oficio, rompa y/o se atoren las ganzúas dentro de la chapa y simplemente ya no pueda ni entrar ni llamar a otro cerrajero. La segunda es que tenga que romper la puerta para entrar a su casa, y la tercera tenga que comprar una nueva cerradura y quizás hasta otra puerta... Resulta ocioso decir que lo barato sale caro.

Si lo anterior lo traducimos al tema residencial inmobiliario, puede suceder, que su cuate lo enrede en una operación que termine en un juzgado, y el patrimonio de toda su vida quede en jaque, o pueda perderlo. No alargo este artículo pero en uno de nuestros discos relato una anécdota de la cual fui testigo, de como un hijo le hizo perder la casa a su padre, en un enredo que ya casi pasaba de juicio civil a penal, es decir que el "nene" se puso a hacerla de "corredor" y por "pasarse de listo" ya tenía un pie en la cárcel, y para que no se lo llevaran preso, el papá tuvo que venderle al comprador de buena fe.

Querid@ Lector@... con este botón como muestra, usted decide si se va a apiadar de su compadre o comadre recién desemplead@ y pone su casa en riesgo...

Querid@ Futur@ Corredor@... tu decides si te preparas de verdad y dejas de improvisar pues para decírtelo sin rodeos, tu riesgo es o multas enormes, o eventualmente lidiar con un tema civil y quizás hasta penal.

Querid@ Colega... si consideras que ya te las sabes "de todas todas", te invito a considerar que quizás yo tenga algún nuevo "modelo de cerradura" el cual no conocías, y que eventualmente te pueda traer nuevos negocios.

Y en cualquiera de los tres casos vale la pena recordar que las llaves de una casa que se va a vender, deberán de ser confiadas y puestas en las manos de "El Cerrajero Inmobiliario".

 

Claudio Márquez Passy

 

Derechos de autor, Marcas registradas y dominios de internet, protegidos por las leyes en la materia. Queda prohibido su uso, reproducción parcial o total, y cualquier violación, será sujeta al proceso penal correspondiente.