Inicio - Tu Inmobiliaria - Audioteca - Laboratorio - Nosotros - Contacto - Videos - Testimonios - Leer más - Libro   

 

¿CUÁNDO COMPRAR?... SEGÚN MURPHY

Hace 31 años cuando compré mi primera casa, que por cierto estaba en un agradable y modesto conjunto horizontal, en Los Reyes Coyoacán, en México D.F. me acuerdo como si fuera ayer, que fue la primera casa que visité, y la última... ésa fue la que compré.

Viví ahí 8 años muy a gusto.

Estaba en el precio que podía pagar, tenía lo que necesitaba, tenía un bonito árbol en el jardín trasero, y eso fue suficiente razón para comprarla.

Años más tarde y cuando por un tiempo me quise dedicar a la construcción de casas, me tardé más de tres meses visitando terrenos, y finalmente cuando seleccioné el que creí adecuado, resultó que cambiaron los accesos del fraccionamiento después de la adquisición, el mercado se cayó, y fue un fracaso total.

La casa que compramos mi Esposa y Yo, después de la primera, estaba en ruinas, pero me "latió", la compramos, viví mejor que en la primera, y la vendimos con un 100% de ganancia en dólares en 5 años.

Esto no quiere decir que sea regla, pero siempre he creído un poco en la intuición y sexto sentido en una compra inmobiliaria, pues cuando uno sabe escuchar a "sus propios instintos", los resultados difícilmente fallan.

Muchas veces me he topado con compradores que salen de ver una casa fascinados, y en la puerta me dicen... " nos gustó mucho, pero quisiera ver más. "

Y normalmente es en este momento crítico, cuando empieza el principio del fin.

Y aunque suene dramático veamos cuales son las consecuencias de un razonamiento de este tipo, y posponer la decisión, además de dejar ir la opción que ya tienen enfrente.

Sólo un caso en 10 será posible encontrar una mejor casa que ésta, que ya reunía todo lo que necesitaban, pues las siguientes que visitarán no se parecerán, ni alcanzarán la calificación de la primera.

Ya que el comprador se convenció plenamente que la primera es "la buena", regresará para tomar su decisión y presentar su oferta, pero en muchas ocasiones ya se habrá vendido, y habrá sucedido esto porque la casa era realmente buena.

Ya será muy tarde.

Lógicamente este comprador tendrá que reiniciar un nuevo "tour" por otras diez casas, pero en cada visita saldrá la imagen de la primera casa, haciendo que ninguna otra, por "buena que sea" llene los requisitos.

Este tour se puede volver inacabable y muy desgastante para comprador, y de pasada para el corredor que lo está atendiendo, desembocando en una eventual postergación en la decisión de comprar, y además en un posible abandono del corredor hacia su cliente por no ser "rentable" el seguirlo atendiendo.

¿Que hubiera perdido este comprador al comprar la primera casa?

NADA, Y MUY POR EL CONTRARIO HUBIERA GANADO MUCHO EN TIEMPO, EN DINERO Y EN SU FAMILIA, aunque siempre le hubiera quedado la sensación de que podría haber comprado algo mejor y más barato.

¿Pero que es mejor y más barato... perder una casa que YA REÚNE TODO LO NECESARIO, o la idea de que hubiera encontrado algo mejor?

Usted decide, pero déjeme abundarle con una idea adicional...

SIEMPRE HABRÁ UNA MEJOR CASA DE LA QUE COMPRE, ASÍ SU ADQUISICIÓN SEA EN EL PRIMER INTENTO O EN EL VEINTEAVO, SIEMPRE HABRÁ UNA MEJOR.
Y quizás yo le daría al Sr. Murphy una nueva ley:
Cuando Usted duerma por primera vez en su nueva casa, se enterará al día siguiente que hay una casa disponible, más bonita, más grande, más barata, y mejor ubicada.
 
No falla !!!

Claudio Márquez Passy

 

Derechos de autor, Marcas registradas y dominios de internet, protegidos por las leyes en la materia. Queda prohibido su uso, reproducción parcial o total, y cualquier violación, será sujeta al proceso penal correspondiente.